Lleva tres días en coma y la policía londinense pide ayuda para identificarlo