Los gestos más reveladores de los poderosos del G7 en Taormina