Hungría reparte folletos advirtiendo de que entrar ilegalmente está penado con cárcel