¿Poco castigo para la periodista húngara que agredió a varios refugiados?