Con 14 años se convierte en el culturista más joven de Reino Unido