El concierto en el Royal Albert Hall homenajea a las víctimas de la I Guerra Mundial