La comunidad internacional "consternada" por los atentados de Boston