Los complicados rescates en Taiwan