Un cirujano británico enseña a operar en zonas de conflicto mediante Skype