Un 70 por ciento de las víctimas de trata son mujeres y una de cada cuatro, niños