Los campos donde se ha reubica a los refugiados "no valen ni para animales"