El tamaño del cráneo de Charlie dirá si el pequeño sigue viviendo