Los bombardeos de Rusia sobre Siria no cesan en Navidad