La tradición manda: se casa con un cocodrilo