La caravana de inmigrantes centroamericanos llega a la frontera de EEUU en busca de asilo