Fuentes sanitarias descartan que Al Baghdadi esté entre los muertos en el ataque aéreo