Así se vivió la avalancha tras el terremoto en el campo base del Everest