Los restos del 'Ángel de la Muerte' de Auschwitz sirven ahora a la ciencia en Brasil