Conduce dos kilómetros con un policía en el capó tras saltarse un control