La muerte de Ignacio Echeverría se confirma casi cuatro días después de los atentados de Londres