Así hicieron estallar los terroristas de Estambul sus chalecos de explosivos