La tesis del 'lobo solitario' como autor del atentado cobra fuerza entre los expertos