Un grupo de españoles cuenta cómo sobrevivió al atentado en Atartuk