El autor del atentado de Orlando usaba una aplicación de citas para homosexuales