Uno de los terroristas de la sala Bataclan intentó entrar en el Ejército francés