Grabada minutos después de asesinar a una estadounidense en los Emiratos Árabes