La capilla ardiente de Mandela, abierta al público en Pretoria