El papa se une a un 'mannequin challenge' para luchar contra los prejuicios