Cuatro años secuestrado por su propio padre