Los aficionados del Estrasburgo cantaron la Marsellesa durante el atentado