Una aerolínea canadiense hace realidad los sueños de sus pasajeros