Un adolescente muere durante un partido de fútbol entre escolares en Nueva York