Los líderes anuncian un acuerdo que redefine el estatus de Reino Unido en la UE