El fuego acecha a los turistas en la Costa Azul francesa