Los análisis a las víctimas del avión ruso apuntan a una explosión en pleno vuelo