Las autoridades mexicanas rebajan a dos los muertos en la explosión en un hospital