Las conversaciones entre Putin y Obama no se han hecho esperar