Así abatió la policía a los tres terroristas de Londres