La primera ministra tailandesa, dispuesta a convocar elecciones