Así es el mundo, según Donald Trump