Una actriz porno pide asilo político en Europa porque en su país no la dejan trabajar