La violencia aumenta en Siria