La queman viva para “sacarle el demonio”