Yanukóvich culpa a los manifestantes de la violencia en Kiev