Cuatro meses de protestas hacen mella en los venezolanos