Los venezolanos se echan a la calle ante la falta de medicinas