La UE insiste en que Kiev ponga fin al uso de la fuerza