El Tribunal Supremo de Estados Unidos analizará la legalidad del matrimonio homosexual