La Torre Eiffel, tomada por Greenpeace contra las ideas de Le Pen