Tomar Mosul será una batalla larga, dura y sangrienta